Más escuelas rurales de México con acceso a internet

En las sierras y otros lugares remotos del vasto territorio mexicano, pequeñas comunidades aisladas tienen a las escuelas rurales como el único acceso al mundo exterior gracias a la comunicación y al Internet satelital. Más niños y jóvenes pueden aspirar así a desarrollar su potencial y explorar nuevas alternativas de crecimiento sin abandonar sus comunidades. 

A lo largo de la cadena de sierras que atraviesa el territorio mexicano, se asientan pequeñas comunidades que viven de la tierra en sus huertas o corrales. El aislamiento, que en muchos casos les permite conservar intacta su identidad, les impide integrarse al mundo con la velocidad que lo hacemos en las ciudades y el resto del planeta.

Las escuelas rurales han sido el único punto de contacto con el mundo exterior para quienes crecen en esas comunidades. Por décadas, el material didáctico al que tenían acceso allí, también se limitó a lo que las entidades educativas les asignaban. No había mayor información de los avances del mundo u otras oportunidades para quienes aprendían a leer y escribir en ese aislamiento.

Con la llegada de los satélites y la apertura global del Internet, las escuelas rurales han podido conectarse al mundo y abrir una puerta al desarrollo de las comunidades y el crecimiento de los alumnos. Allí donde no llega el cableado, lo satélites llevan conectividad de banda ancha para integrar a estas comunidades al Siglo XXI.

Con los permanentes avances de la tecnología satelital se ha logrado conectar a las localidades rurales que no podían acceder a otras redes de telecomunicaciones. Los puntos de conexión se encuentran, principalmente, en comunidades de difícil acceso, con 500 hasta 2,500 habitantes, cuyos niveles de marginación son altos o muy altos, quienes tienen a las escuelas rurales como centro comunitario y de interacción social.

El acceso a Internet, un derecho fundamental.

El acceso a los servicios de Internet de banda ancha incrementa el número de ciudadanos que pueden ejercer de manera plena derechos fundamentales, como la libertad de expresión, la información, la salud y la educación.

En proyectos conjuntos con el Gobierno Federal, GlobalSat ha provisto Internet satelital para 32,000 comunidades de manera simultánea, y hasta un total de más de 41,000 localidades.

Inicialmente, los proyectos de Gobierno en escuelas rurales no contemplaban Internet, sino solo equipamiento para aulas, como computadoras, pizarrones y proyectores. GlobalSat logró que se integrara un sistema de monitoreo para asegurar el funcionamiento y soporte de los equipos, de manera que, una vez que la conectividad estuviera disponible, se dotara a las escuelas con Internet. Se logró así un cambio radical para la educación rural en México.

A partir de entonces, y con proyectos posteriores, se ha incrementado de manera escalonada la conectividad, así como el acceso a internet y otros servicios. Miles de niños y jóvenes mexicanos cuentan, entonces, con nuevas herramientas que les abren una ventana al mundo. Para muchos de ellos, quienes no habían salido nunca de sus comunidades, se ha abierto una perspectiva de futuro impensada hasta la llegada del Internet a sus escuelas rurales. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
Twitter
LinkedIn