Se incrementarían remesas por instalación de cajeros automáticos en zonas rurales

A lo largo de su relativamente corta historia, pero acelerado desarrollo, la tecnología satelital ha permitido acercar a comunidades y poblaciones aisladas por accidentes geográficos, muchas de las cuales en México dependen en gran medida de los recursos que envían a sus familias los pobladores que emigraron hacia otras ciudades o hacia Estados Unidos. La posibilidad de contar con un cajero automático cercano, representa un alivio para quien envía y quien recibe dinero.

El déficit de cajeros automáticos que señalan las estadísticas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que es mucho más marcado en las zonas rurales, sierras y desiertos del vasto territorio mexicano, empieza a disminuir gracias a los programas de cobertura satelital en esas regiones aisladas.

La tecnología satelital no solo permite la comunicación telefónica, sino también la transmisión de datos, por lo tanto, el acceso indispensable al internet y el aprovechamiento de los smartphones con todas las ventajas y acceso al mundo que ello significa, así como de la bancarización electrónica y el acceso a los cajeros.

Debido a la migración constante que por décadas ha afectado a las comunidades rurales, muchos de sus pobladores han dependido por generaciones de las remesas enviadas por sus familiares desde la capital o el interior de México y, sobre todo, de Estados Unidos.

Hoy, el acceso a un cajero automático puede significar la solución a una emergencia, la evidencia de que hay alguien preocupado por la seguridad y estabilidad de su familia, y el estímulo al ahorro y a las ventajas de la bancarización para recibir nóminas, apoyos de gobierno, Afores, y el acceso a micro-créditos para la productividad tan necesarios, allí donde la fuerza productiva ha migrado.

Un cajero automático, un punto de conexión a internet, la telefonía celular son necesidades básicas que impulsan a las comunidades y sus pobladores a sentirse integrados al mundo, actualizados y visibles en el mapa nacional. A su vez, se convierten en un punto de referencia y encuentro, donde las comunidades generan intercambio, producen y comercian.

La bancarización y el uso de plásticos en lugar de efectivo, desalienta los robos y, por consiguiente, reduce la violencia y la inseguridad, para que más gente opte por quedarse en sus comunidades y no emigrar.

Si en el siglo pasado las comunidades esperaban años para ver llegar el tendido eléctrico y mucho más el telefónico, hoy, la conectividad satelital acelera el acceso al mundo con más y mejores tecnologías. En cada vez más poblaciones de las sierras y los desiertos, hay mexicanos integrándose y comunicándose como lo hace todo el mundo gracias a los satélites.

Conoce más sobre los alcances de la conectividad satelital en www.globalsat.com.mx

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
Twitter
LinkedIn