Conectividad satelital que promueve el desarrollo tecnológico

La mayoría de la población piensa en transmisiones televisivas cuando escucha hablar de transmisión satelital; pocos toman en cuenta la dependencia total de nuestros teléfonos inteligentes a la comunicación de un satélite con diversas antenas en la tierra. Es decir, en general no estamos pendientes de lo que sucede a miles de kilómetros sobre sus cabezas con los satélites; pero para los gobiernos, las organizaciones, las industrias y el comercio, son una prioridad.

Desde los primeros éxitos de las transmisiones satelitales a inicios de los 60s, la inversión y la tecnología en ese rubro no se han detenido y han avanzado a pasos más acelerados de los previstos inicialmente, debido sobre todo a las múltiples necesidades que resuelve para el progreso de la humanidad.

Como muchas tecnologías, la comunicación satelital empezó a explorarse y desarrollarse con fines bélicos durante la Guerra Fría y la Carrera Espacial entre la ex Unión Soviética y Estados Unidos. El objetivo era comunicar puntos distantes de manera codificada. Ante dichos logros, fueron las empresas privadas de telecomunicaciones las que invirtieron billones de dólares en el desarrollo de esta tecnología, principalmente para transmisiones televisivas y telefónicas.

Lograda la primera transmisión transatlántica, la exploración de nuevas órbitas más allá de nuestra atmósfera y el desarrollo de los equipos de comunicación fueron en acelerado aumento para el progreso de nuevas industrias y actividades. La aviación y la navegación de los océanos se intensificó y con ello el comercio internacional que ahora podía además realizar transacciones de dinero instantáneas vía satélite.

Principalmente Estados Unidos, Europa y Asia desarrollaron más y mejores satélites así como convenios globales para su aprovechamiento con fines no solo comerciales, sino de investigación. Hoy no podríamos pensar nuestro mundo sin los pronósticos meteorológicos que tanto facilitan nuestra vida diaria, pero también el trabajo y la inversión en la agricultura, la pesca y la explotación minera.

De igual manera, la especialización y confiabilidad de las transmisiones ha desarrollado la medicina al punto de lograr cirugías robóticas controladas vía satélite desde una sala de control hasta un quirófano en continentes distintos con precisión milimétrica y en tiempo real. Los satélites han pasado así, en sus poco más de cincuenta años de desarrollo, a salvar vidas y a llevar información indispensable para prevenir catástrofes.

Hoy, en México, empresas como Globalsat, llevan conectividad satelital a lugares de difícil acceso de nuestra geografía, detonando la actividad económica y social de comunidades que habían permanecido aisladas de la tecnología.

Con programas implementados por el gobierno, se acercan cajeros automáticos que funcionan con enlaces satelitales, a puntos aislados en las sierras que permiten a los pobladores aprovechar los beneficios económicos de esos programas, contar con telefonía, internet e ingresar a los beneficios de la bancarización como lo son el ahorro, las Afores y los créditos.

En telecomunicaciones, entretenimiento, transporte, programas de gobierno, explotación minera, agricultura, pronóstico del clima, medicina, energía y mucho más, la comunicación satelital sigue en lo más alto de la evolución tecnológica para el progreso de la humanidad.

Conoce más sobre los alcances de la conectividad satelital en www.globalsat.com.mx

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

FACEBOOK
Twitter
LinkedIn